Historia

Latin Link surgió con el movimiento, evangélico e interdenominacional, misionero de fe durante los siglos XIX y XX. Nuestras raíces están en las pequeñas, pero influyentes sociedades misioneras que operan en Brasil, Argentina y Perú. Estas sociedades se formaran a menudo en un corto espacio de tiempo y consistian en grupos europeos experimentales o individuos pioneros, que luego acrecentaran agencias de envío alrededor. Latin Link valora las historias de estos aventureros intrépidos y valientes que dejaron sus países de origen, sin mucha preocupación por sus perspectivas, sino una pasión para ver las iglesias evangélicas cristianas establecidas y de creciendo sana en toda América Latina.

Los pioneros

Robert Reid

Frente a condiciones a menudo difíciles, el Dr. Robert Reid Kalley y su familia partieron de Escocia a través de Madeira para convertirse en los primeros misioneros evangélicos extranjeros en Brasil, especialmente Río de Janeiro, a donde llegaron en 1855. Su legado se convirtió en the Help for Brazil Missionary Society que finalmente se convirtió parte de Latin Link. 

Harry y Susan Strachan estaban en misión en la Argentina, en particular Tandil, desde 1901-2, y, posteriormente, fueron fundadores de la Latin American Mission (con la que Latin Link ahora goza de una estrecha asociación).

A partir de 1916, el trabajo, en particular el trabajo médico en la ciudad de Moyobamba que se inició en el Perú a través de Annie Soper y Rhoda Gould, se incorporaría a Latin Link más tarde.

Hace un siglio

La Conferencia Misionera Mundial de 1910 en Edimburgo fue un momento decisivo para la misión latina de forma inesperada. Debido a la opinión predominante de que no había necesidad de hacer misiones, puesto que las potencias coloniales habían establecido una iglesia institucional, América Latina fue omitido en el orden del día. Como reacción directa, algunos misioneros como Campbell Morgan, Stuart Holden, George Grubb y Harry Guinness, que trabajaban en pequeñas agencias en Perú, Argentina y Brasil, decidieron unir sus fuerzas para formar la Evangelical Union of South America (EUSA). Esto se convirtió en un vehículo principal para misiones interdenominacional en América Latina desde Europa y otros lugares.

Latin Link

Durante la segunda mitad del siglo XX el crecimiento del protestantismo en muchas partes del mundo, y especialmente de su expresión carismática a través del pentecostalismo, también se convirtió en un fenómeno sin precedentes en América Latina, un continente hace 500 años había sido institucionalmente católico.

Las iglesias pequeñas surgieron en las esquinas de la calle y convertieronse en mega-iglesias, con un crecimiento a un ritmo que sólo podría compararse con la de los protestantes en Europa. La tarea de las agencias misioneras había sido tradicionalmente una tarea de "proclamación" que con el tiempo se ha cambiado, porque ahora había una gran cuantidad de  evangélicos nativos de América Latina.

En 1991, la EUSA y la Regions Beyond Missionary Union (RBMU Perú) se fusionaron para formar una nueva agencia con un nuevo nombre: Latin Link. El proceso implicó una transformación en el pensamiento de los modelos apropiados de misión derivados de Europa. Los líderes de las iglesias de América Latina fueron consultados sobre como Latin Link podría servir mejor a sus necesidades y como resultado, fueron desarrollado modelos de asociación de trabajo.

Misión multidireccional

Latin Link reconoció el deseo de expansión de las iglesias de América Latina para enviar a la su propia gente en misión, y se comprometió a apoyar la formación y preparación de los nuevos misioneros.

Latin Partners, una rama de Latin Link, fue creada en 1999 y desde entonces ha acogido y enviado misioneros argentinos, peruanos y brasileños a las iglesias de Gran Bretaña e Irlanda. Otros latinoamericanos ingresaron en Latin Link trabajando de manera transcultual en su propia región y en otras partes del mundo.

Latin Link está bien establecida en Suiza y tiene un número de personas en misión en países de América Latina, a veces junto con agencias misioneras de Suiza (SMG) y Alemania (DMG). Latin Link también trabaja con los inmigrantes latinoamericanos en Suiza y Alemania.  

Misión integral

Una visión general de los cambios en la Iglesia en América Latina no sería completo, sin referencia al movimiento paralelo de la teología de la liberación, que se inició en América Latina. Una vez que las iglesias protestantes ya no tenían que depender de los misioneros extranjeros, las comunidades pobres y oprimidas de predominancia católica fueron incentivadas por sacerdotes radicales a conquistar la dependencia de los escasos recursos de Roma. En todas las iglesias de América Latina hubo un alejamiento de la cultura tradicional de la dependencia.

Aunque la teología de la liberación fue duramente criticada por su visión marxista, la opción por los pobres iba a tener consecuencias de gran alcance y una influencia en las misiones de cada ala de la iglesia mundial.

El Pacto de Lausana de 1974 recibió una importante contribuición de teólogos y misiólogos latinoamericanos, como Samuel Escobar, René Padilla y Orlando Costas, que ayudaron a formar los principios originales de missiones de la Latin Link. El tercer congreso en 2010 hace un llamamiento para una reforma evangélica con un fuerte énfasis en la justicia y en la misión integral. En toda América Latina cada vez más centros de formación misionera están incluyendo la misión integral en sus programase.

Proclamación, no sólo de palabra sino de hecho, viviendo una vida coherente, y la acción social se hicieron centrales para las misiones evangélica y en una parte intrínseca de la labor de Latin Link.  

Una visión más amplia

En 1991 la Latin Link comenzó con unos 40 miembros, en su mayoría enviados desde Gran Bretaña y de Irlanda a América Latina. Hoy contamos con 140 miembros que representan aproximadamente 16 nacionalidades (según el último recuento). Estas son las personas que nos lleva a ser una comunidad multidireccional y verdaderamente internacional que somos hoy.